domingo, 3 de agosto de 2008

Almas de Metal (1973) – Michael Crichton

Desde mi punto de vista, Michael Crichton es mucho mejor director de cine que escritor. Sus novelas se me hacen en ocasiones demasiado aburridas, más por la forma que tiene de escribir que por lo que escribe que suele ser interesante.

De su etapa como director, se pueden destacar “Coma”, “El Primer Gran Robo de Tren” y, especialmente, “Almas de Metal”.

La película nos cuenta como dos amigos, Peter (el acto y director Richard Benjamin) y John (James Brolin), acuden a un parque de atracciones denominado Delos, compuesto por tres mundos: la Roma clásica, la Edad Media y el salvaje oeste. En ellos conviven los clientes junto a un conjunto de robots encargados de hacer creíble la época. Nuestros protagonistas deciden disfrutar de las vivencias propias de finales del siglo XIX en el oeste norteamericano. Al principio todo va bien pero poco a poco, los diferentes robots empiezan a sufrir pequeños fallos en todo el parque. Esta situación terminará con un fallo total del sistema que perjudicará a todos los participantes (que a diferencia de otras producciones no es consecuencia de un boicot si no de una especie de virus que se transmite entre las máquinas).

Esta película forma parte de un conjunto de grandes producciones de ciencia ficción que se realizaron durante los años 70. Así tenemos joyas como “Cuando el Destino Nos Alcance”, “El Último Hombre Vivo” o “La Fuga de Logan”, por poner tres ejemplos.

El guión es muy bueno y entretenido. Quizás la acción, como tal, tarda un poco en llegar pero este retraso se justifica en la transformación del personaje de Peter que pasa, de sentirse estúpido vestido de vaquero, a disfrutar como un enano cada momento. Una escena especialmente lograda se desarrolla al principio cuando vemos que Peter le pregunta, ilusionado como un niño, un montón de cosas a John sobre cómo es todo (este último ya había estado anteriormente en las instalaciones).

Durante gran parte de la película podemos ver como los protagonistas disfrutan, en sus propias carnes, de todos los sucesos que tenemos visto mil veces en las películas de vaqueros. Desde la pelea en el saloon, la cena en la pensión atendida por una adorable viuda, el burdel, el atraco al banco y, como no, el duelo. Y es precisamente este último el que les traerá su principal problema. Ya que al poco de llegar tienen un altercado con un pistolero (perfectamente interpretado por Yul Brynner) que termina con la primera muerte de este (por la noche los encargados del parque se dedican a reparar los robots averiados).

Cuando todo empieza a fallar, aparece el pistolero que se encargará de perseguir, sin desfallecer, al personaje de Peter.

Hay unos cuantos personajes más, tanto en el oeste como en Roma y en la Edad Media, pero que están de manera anecdótica ya que casi no tienen relevancia en la historia.

Cualquiera de los protagonistas son actores competentes y, en esta producción, no iban a ser menos. Quizás el personaje más difícil, y más conseguido, sea el del pistolero ya que casi no habla en toda la película (lo que suele ser una limitación para representar un personaje) dedicándose a una persecución sin fin. De aquí podemos ver de dónde obtuvo James Cameron gran parte de sus ideas para “Terminator”. Señalar que Brynner va vestido de la misma manera que en el personaje que interpretó en la estupenda “Los Siete Magníficos”.

Los efectos especiales son rudimentarios, dada la época, aunque destacan algunos como la visión del pistolero (la primera vez que se utilizó el ordenador en una película). No obstante, tampoco necesita mucho ya que casi todo el tiempo se desarrolla en el pueblo creado para la ocasión. Rechinan un poco los iniciales cuando se ve la nave llegando a las instalaciones, ya que lo que se aprecia a través de la ventana, parece que se esté pasando en una pantalla de cine.

La banda sonora sin ser nada del otro mundo, se adecua bastante bien. Tan sólo en un par de ocasiones (cuando Peter llega al mundo romano) se hace algo molesta ya que se oye un sonido muy chirriante.

Una gran película que ya tiene planeado un remake (que no creo que aporte nada nuevo a lo presentado) y que cuenta con una segunda parte “Mundo Futuro” muy inferior, e incluso una serie de corta duración “Beyond Westworld”.

Totalmente recomendable para cualquier amante de la ciencia ficción.

PUNTUACIÓN FINAL: 8




4 comentarios:

darkerr dijo...

Pronto me pondré a ver esta pelicula, tambien me enteré lo de la similitud con Terminator en su apariencia. Muy buena crítica.

Callus dijo...

Es una gran película. Incluso la segunda parte, siendo inferior,puede verse sin problemas.
Gracias por el cumplido.

Jesus dijo...

No sabía que Michael Crichton fuese director. La acabo de ver. Me parece que la idea y el planteamiento de la película es buenísima, si bien la persecución final me aburrió un poco. Gracias por recomendarla

Callus dijo...

La de "El Gran Robo del Tren" también es muy buena aunque se trata de otro género.
Siento no haber contestado antes pero ando últimamente a 100. Soy como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas.