jueves, 5 de junio de 2008

La Grieta (1990) – Juan Piquer Simón


Bueno, pues después de una época bastante alejado de todo lo relacionado con el cine, por causas personales y laborales, y a petición de unos cuantos amigos, intentaré volver a actualizar este blog.

La grieta es una coproducción entre Estados Unidos y España (siendo sus productores José Antonio Escrivá y Federico de Laurentiis) del año 1990, dirigida por uno de nuestros directores más infravalorados como es Juan Piquer Simón. Este hombre realizó con muy pocos medios, una serie de películas de terror, ciencia ficción y aventuras, orientadas la mayoría de ellas para el mercado americano, allá por finales de los 80 y principios de los 90.

Sus producciones son de una calidad variable. Así, algunas como la presente o “Slugs - Muerte Viscosa” son más que aceptables, mientras que otras como “Supersonic Man” o “Mil Gritos Tiene la Noche” carecen de calidad e incluso de vergüenza.

La historia nos cuenta como Wick Hayes (Jack Scalia) un diseñador de submarinos, es reclutado para formar parte de un grupo especial que tiene la misión de rescatar a los integrantes del Sirena I (nave diseñada por Hayes) que ha desaparecido en el fondo del mar, supuestamente, por problemas de diseño. Así, se embarcan en el segundo prototipo, el Sirena II, dirigiéndose a la zona de la desaparición.

Aquí nos encontramos con una exploitation de la película “Abbys” que había sido un gran éxito el año anterior. No obstante, pese a tratarse de una película de menores posibilidades, es una de las mejores copias ya que, a pesar de que la historia no es novedosa, nos entretiene todo el rato (tengo que decir que incluso más que la propia original).

Los personajes son totalmente típicos. El férreo capitán del submarino interpretado por R. Lee Ermey (en un papel calcado al que hacía en “La Chaqueta Metálica”), los submarinistas que son carne de cañón, la científica que tuvo una relación anterior con el protagonista, el traidor y, por supuesto, el chico protagonista “solucionaproblemas”.

Los actores son en parte españoles como Emilio Linder, Tony Isbert, Pocholo Martínez – Bordiú y otros americanos como R.Lee Ermey, Ray Wise (gran secundario no lo suficientemente considerado) o Jack Scalia. En general todos cumplen bastante bien aunque algunos tienen poco protagonismo en la historia.

En esta cinta, el director cuenta con un presupuesto algo más holgado de lo que era habitual en sus obras y esto se nota sobre todo en los efectos especiales, especialmente en las escenas de maquetas del Sirena II que, aunque artesanales, no resultan cutres. En el caso de los mutantes, la cosa no está tan lograda aunque tampoco nada que nos haga partirnos de risa (si acaso, una pequeña sonrisa de complicidad).

La historia transcurre por los cauces habituales de este tipo de producciones (que antes eran propias de videoclub y ahora de sobremesa de fin de semana). Nada nos sorprende demasiado aunque, como dije antes, se hace muy entretenida.

En resumen, película muy recomendable para ver una tarde de sábado o un domingo de resaca. No aporta nada a la producción cinematográfica de aquella época pero tampoco lo pretendía. Esto es lo que yo llamaría cine palomitas (o cine pipas, más bien).

Como curiosidad comentar algo que yo desconocía hasta hace poco y que se refiere a la carrera de Emilio Linder. A este hombre yo lo conocía por su muerte en “Slugs - Muerte Viscosa” y por su presencia en algunas series de sobremesa. Cuál no sería mi sorpresa al empezar a verlo en varias de las producciones de Jesús Franco dándoles a las protagonistas “lo mejor de sí mismo”. Es lo que tiene el cine, siempre te sigue sorprendiendo.


PUNTUACIÓN FINAL: 7


3 comentarios:

David dijo...

Queda inaugurado este pantano, pues

Jesus dijo...

Segun

Callus dijo...

Espero q este no me plantee tantos problemas como el de blogia. En principio, las modificaciones son muy fáciles de hacer. Ahora a ponerme a subir comentarios.